Inicio  »  Soluciones  »  Productos  »  BicarZ

BicarZ

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es una materia prima muy usada en alimentos para animales. El bicarbonato de sodio mejora el rendimiento y el bienestar del ganado equilibrando la dieta. En rumiantes, ejerce un efecto amortiguador mediante la estabilización del pH del rumen. En monogástricos, el bicarbonato de sodio equilibra de forma eficaz la dieta mediante una optimización del balance electrolítico.

Rumiantes

El rumen es un gran depósito de fermentación que contiene grandes poblaciones de microorganismos. El alimento que llega al rumen se convierte en ácidos grasos volátiles, que el animal usa como fuente de energía. Estos ácidos grasos ejercen un efecto negativo sobre el pH del rumen. Hasta cierto punto, el animal es capaz de mantener un pH normal en el rumen protegiendolo con el bicarbonato de su saliva. Los animales altos productores ingieren grandes cantidades de alimento para satisfacer sus necesidades de energía. Sin embargo, esto suele afectar negativamente al pH del rumen, por lo que existe un gran riesgo de acidosis ruminal. La acidosis ruminal puede provocar una reducción del apetito, del bienestar animal, de la eficiencia alimenticia y de la producción. A largo plazo, la acidosis ruminal puede provocar una merma en la condición corporal, y mala locomoción por cojera.

Además de la ingestión de grandes cantidades de pienso por parte de los animales muy productivos, existen otros factores que influyen en el pH del rumen; por ejemplo, el estrés por exceso de calor, los cambios importantes en la formulación del pienso o la carencia de una fuente de fibras adecuada pueden incrementar sensiblemente el riesgo de acidosis ruminal.
Añadir el bicarbonato de sodio Bicar Z a los piensos de los rumiantes reduce el riesgo de acidosis ruminal. Administrando una fuente de bicarbonato se aumenta la capacidad de protección del rumen y, por tanto, se estabiliza el pH del rumen.

Cerdos y aves de corral

El bicarbonato de sodio Bicar Z se usa muy a menudo en las dietas de aves de corral y cerdos como fuente de sodio que permite evitar un exceso de cloruro. Al mejorar el balance electrolítico (cuidando el sodio, potasio, cloruro y, posiblemente, también el azufre), el bicarbonato de sodio contribuye a lograr una buena ingesta de pienso y, por tanto, una producción satisfactoria. Además, en el caso de estrés por exceso de calor, el bicarbonato de sodio ayuda a mantener la ingesta de pienso y la producción; por ejemplo, en gallinas ponedoras mantiene un rendimiento de puesta y una calidad de la cáscara del huevo óptimos. La optimización del balance electrolítico en pollos de engorde puede dar lugar a una reducción de la ingesta de agua, mejorando la calidad del lecho.

En el caso de los cerdos, la optimización del balance electrolítico produce una mejora de la ingesta de pienso sin que ello afecte a la eficiencia alimenticia del pienso. Las investigaciones demuestran que de existe un balance electrolítico óptimo que es distinto para, por ejemplo, lechones o cerdos en fase de cría. Un nivel por encima o por debajo de este balance óptimo supondrá una menor ingesta de pienso, lo cual afectará al rendimiento.

El bicarbonato de sodio Bicar Z representa una herramienta útil y segura para optimizar el balance electrolítico en la dieta de cerdos y aves de corral. De esta manera, se optimizarán la ingesta del alimento y el rendimiento.

Más información